La Articulación Nacional Indígena por una Vida Digna (ANIVID) realizó su Asamblea Constitutiva, dando así nacimiento a un nuevo espacio de articulación que incluye a organizaciones, comunidades, clanes, e individualidades de pueblos indígenas que se proponen defender la tierra, el territorio, los derechos y la cultura de los Pueblos Indígenas que habitan el territorio paraguayo.

María Luisa Duarte, mujer indígena, del Pueblo Aché e integrante del Clan Kuchingi Mairekoty, fue electa como Coordinadora General de la Articulación que aglutina a comunidades,organizaciones, clanes e individualidades de Pueblos Indígenas del Chaco y la Región Oriental. La ANIVID viene trabajando desde el 2020, primero reclamando un mejor presupuesto para el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), sobre todo para compra de tierras, posteriormente denunciando las violaciones en las comunidades, sumando otras exigencias como la resolución de tierras para la comunidad Kemha Yat Sepo y la gran movilización de octubre del 2021.

“La articulación de ANIVID empezó a partir de la lucha por el presupuesto para el INDI, en un contexto de mucha debilidad de las organizaciones indígenas, logramos articularnos, y a partir de eso empieza la ANIVID» señaló María Luisa Duarte al tiempo de valorar el proceso que vienen llevando adelante los componentes de la nueva organización. «Luego pasamos a ampliar nuestras luchas en defensa de las tierras, del territorio de los Pueblos indígenas y en ese proceso de lucha conjunta, que lleva más de 2 años, es que nace está unificación de la lucha de los pueblos indígenas» indicó.

Respecto a los desafíos que asume la ANIVID, María Luisa comentó que continuarán defendiendo la tierra y el territorio como una base fundamental para el respeto a los derechos de los Pueblos Indígenas. Además, señaló que han planteado propuestas de políticas públicas y medidas urgentes para salvaguardar los derechos de los Pueblos Indígenas que fueron presentados a los tres Poderes del Estado, indicando que buscarán que estos puntos reclamados sean atendidos por las instituciones responsables.

«Vamos a planificar nuevamente nuestras luchas para los próximos meses, a fin de darle más fuerza a algunos reclamos que son más urgentes» mencionó y agregó que con el trabajo articulado de las organizaciones, comunidades y clanes que la componen, la ANIVID hizo muchas cosas en poco tiempo.

Duarte indicó que serán desafíos muy grandes los que deberá asumir la ANIVID, ya que la situación de los Pueblos Indígenas es muy delicada actualmente. Al respecto cabe mencionar que según fuentes oficiales el 97% de las personas indígenas que habitan en Paraguay tienen alguna Necesidad Básica Insatisfecha, cerca del 65% vive en situación de pobreza y alrededor del 30% de las comunidades tienen dificultades para el acceso a la tierra.

«Para nosotros y nosotras la reivindicación de la tierra y el territorio, es una base fundamental para lograr el respeto a nuestros derechos» indicó María Luisa, al momento de rechazar la criminalización de la Lucha por la Tierra que afecta a los Pueblos Indígenas y el avasallamiento a sus territorios. La lideresa agregó que seguirán luchando también por el desarrollo integral de las comunidades, señalando que en la mayoría de las comunidades el acceso a necesidades básicas sigue siendo una deuda por parte del Estado hacia los Pueblos Indígenas.

 

La nueva organización también mira al futuro buscando un fortalecimiento de la capacidad de exigibilidad y de participación política protagónica de los Pueblos Indígenas, por ellos, apuntan a «fortalecer la formación y capacitación de los jóvenes, lograr una transferencia de conocimientos, de saberes culturales, para que haya nuevos líderes y dirigentes eso es fundamental para nuestros Pueblos Indígenas y es parte de nuestra agenda» concluyó María Luisa.

 

La ANIVID está compuesta por las siguientes organizaciones: Asociación de Comunidades Mbya Guarani Ñogueroipave’i, Asociación Nacional de Mujeres Guarani del Paraguay Kuña Guarani Aty- KGA, Mesa de Articulación Indígena del Paraguay – MAIPy, Articulación de Mujeres Indígenas del Paraguay – MIPy, Coordinadora de Líderes Indígenas del Bajo Chaco- CLIBCH, Coordinación Intercultural de Pueblos Originarios de Concepción – CIPOC, Clan Kuchingi Mairekoty, Organización Nacional de Aborígenes Independientes- ONAI, Organización Nacional del Pueblo Guaraní OPG, Organización de Comunidades Unidas Nenhlet – OCUN, Asociación de Artesanos y Artesanas Nivache y Nivaccle, Organización Paï Retä Joaju, Red de Veeduría Social Juvenil Indígena, Unión Juvenil Indígena del Paraguay – UJIP, Unión de Comunidades Indígenas de la Nación Yshir- UCINY, Asociación Opy Porä , Federación Regional Indígena del Chaco Central – FRICC, Organización No’o Ñendua, Aurelio Martinez de la Comunidad Nueva Esperanza del Distrito Obligado – Itapúa, Comité Bajo Pilcomayo, Organización de Mujeres Mismo Indígena – OMMI, Comunidad Pindo’i del Departamento de Caaguazú, Organización del Pueblo Enhlet Norte OPEN, Organización del Pueblo Nivaccle – OPN, Comunidad Kemha Yat Sepo, Comunidad Paratodo’i — El Estribo, Comunidad 10 Leguas, Asociación Angaité para el Desarrollo Comunitario – ASADEC, Asociación Interdistrital de Promotores de Salud Indígena Joaju Pavë