El Pueblo Ayoreo es uno de los que más resistió al encuentro con la sociedad nacional.

 

Un poco de historia

Se los conocía anteriormente como Moros o Pyta Jovái debido a que utilizaban  como calzado la piel de tapir con forma rectangular.

El coraje y la valentía de los ayoreos ocupan un lugar preponderante. Habitan la  zona selvática del Chaco paraguayo.
La resistencia del Pueblo Ayoreo se encontró con historias trágicas a las que ha tenido que sobrevivir; una de ellas relata que los militares que se asentaron en el  Chaco daban como premio la baja del servicio militar obligatorio al soldado que  mataba un Moro.

Asimismo, grupos de religiosos entraron en contacto con los ayoreos que vivían en aislamiento voluntario. Hecho que produjo en más de una ocasión enfrentamientos entre indígenas pero también encuentros pacíficos. Los encuentros fundamentalmente significaron un proceso de aculturación religiosa, social y económica.

En la actualidad aún existe un grupo de ayoreos que viven en aislamiento voluntario y en contacto inicial. Existen diez comunidades ayoreas: Isla Alta, Guidaichai, Cucaani, Campo Loro, Chovoreca, Jesudi, Ebetogue, Aocojandi, Tunucujai, Doojobie.

 

 

 

La vida cotidiana

La economía y subsistencia de los ayoreos está basada en la caza y la recolección, al igual que en la agricultura y la pesca.
Luego del contacto con la sociedad nacional, fueron inducidos a desarrollar la chacra de subsistencia, la producción de artesanía y a realizar trabajos dentro de su territorio como: alambrados, preparación de pastura, construcción de viviendas de karanday, etc. Estas últimas actividades eran organizadas por una misión salesiana en la década del 70. Posteriormente intervino el Estado, orientando el desarrollo del pueblo hacia otras actividades.

Ello conllevó un doloroso proceso de redefinición cultural en función a la subsistencia. Sin embargo, los ayoreos tienen un estilo de vida austero. La cultura está influida por elementos mítico-religiosos, lo que determina el comportamiento personal, familiar y social.

Los ayoreos trabajan la madera para hacer utensilios, zapatos, arcos y silbatos. Para ellos, los dibujos geométricos poseen significados especiales, por ejemplo, el zig-zag representa un tipo de serpiente, el redondo al hormiguero, las líneas refieren las nubes.

 

 

Religión

“El tratamiento de los padres hacía los hijos es afectuoso, dejando a los niños en libertad absoluta en todos los aspectos. El ayoreo sostiene que el castigo daña el desarrollo físico del niño”

Como parte de sus creencias mito- religiosas, estos indígenas protegían sus cultivos de los parásitos mediante la entonación de canciones o maldiciones. En su alimentación, la miel constituye un alimento fundamental.

Se pintan el cuerpo con los colores negro y rojo. El negro expresa sentimientos de violencia y el segundo simboliza el erotismo, principalmente en los jóvenes.

 

Organización política

La autoridad más importante en su sistema de organización social y política es el asuté o cacique, quien, por su valentía y su fuerza es el protector de la    comunidad y en quien recaen las decisiones más importantes. La mujer tiene un rol social destacado, ya que, las decisiones tanto en la esfera familiar como en la grupal no se definen sin contar con el parecer de las mismas. Así también, cuentan con un médico, mago y adivino (dahisnai) quien se vale del uso de la palabra, cantos terapéuticos y soplos bucales para hacer sus curaciones.

 

 

 

Ética y justicia

La justicia no es una práctica institucionalizada. Para decidir sobre las actividades o el destino de la comunidad suelen realizar consultas informales entre individuos de mayor prestigio, llevadas a cabo en reuniones nocturnas que duran hasta la media noche inclusive.

 

Fuente: Los indígenas del Paraguay de José Zanardini y Walter Biederman; Asunción -Paraguay; Noviembre 2006. Datos de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos.