La Comunidad Payseyamexyempa’a, está compuesta por dos aldeas -Colonia 96 y Buena Vista – en las que viven aproximadamente 60 familias indígenas del Pueblo Enxet, si bien las tierras se encuentran ocupadas por la comunidad desde 1996, recién hoy, tras más de 26 años de lucha se concretó la restitución territorial con la inscripción del título de propiedad a nombre de la comunidad. Este logro podría ayudar a mejorar las duras condiciones de vida de la comunidad, que se encuentra en aislamiento por falta de camino de todo tiempo, sin acceso a derechos fundamentales como agua, escuela, puesto de salud, entre otros.

La Abogada Alba Escobar, integrante del Área de Casos, Litigios e Incidencia de Tierraviva manifestó que, “esto marca un logro histórico para Tierraviva y la comunidad ya que fueron años de gestiones para encaminar los trámites pertinentes para el proceso ante las diversas instituciones públicas. En el año 1996, fueron adquiridas las 25 mil hectáreas para la comunidad indígena de referencia, los líderes que habían iniciado la lucha por ese territorio, ya han fallecido, pero el resultado de esa lucha hoy es reflejado con la titulación ante la Dirección de Registros Públicos”.

Respecto a lo que representa la titulación de las tierras la abogada manifestó que “mediante la obtención de la titulación de sus tierras ancestrales, podrán desarrollar y preservar su cultura como también garantizar su sustento económico, en este caso como ejemplo podrían ser los proyectos de desarrollo comunitario”.

Vale mencionar que durante estos años muchos miembros de la comunidad han abandonado sus tierras a causa de la falta de camino, inundaciones, muertes prevenibles de niñas, niños y otros factores que han afectado profundamente a la comunidad. Con esta titulación la comunidad tiene posibilidad concreta de desarrollar proyectos de gestión territorial, clave para la supervivencia y para el gozo de una vida digna.

La comunidad se encuentra asentada en el kilómetro 352 de la ruta Pozo Colorado-Concepción y a unos 60 km aproximadamente al norte de la misma Ruta, en el Departamento de Presidente Hayes. La falta de caminos de todo tiempo y de asistencia adecuada por parte del Estado han afectado profundamente a la comunidad dejándola al borde de la desaparición; la titulación de las tierras representa una oportunidad para que el Estado paraguayo asuma una asistencia integral y planificada que permita revertir esta situación, apuntando a las garantías de una vida digna para las familias de esta comunidad.

Estas tierras forman parte de las más de 165.000 hectáreas que han sido restituidas a los Pueblos Indígenas del Chaco mediante las luchas comunitarias y el acompañamiento de Tierraviva