Yakye Axa, antiguas deudas, nuevas promesas

Tras casi 19 años de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que estableció la obligación del estado de restituir su territorio a la Comunidad Indígena Yakye Axa, del Pueblo Enxet, además de otras medidas reparatorias, el Estado sigue sin cumplir cabalmente el fallo. En una nueva reunión entre los líderes de la comunidad, sus representantes convencionales y miembros del Comité Interinstitucional para el cumplimiento de las Sentencias Internacionales (CICSI), las instituciones volvieron a prometer concluir el anhelado camino de acceso para las tierras de Yakye Axa, además de revisar otros puntos pendientes.

La construcción del camino ha sido siempre el principal reclamo de Yakye Axa, desde el 2012, cuando el Estado adquirió las tierras para entregarlas a la comunidad, la población aguarda que concluya el tramo de aproximadamente 33 kilómetros que separan las tierras de la Ruta Pozo Colorado-Concepción. Tras varios años de promesas incumplidas, durante el periodo de gobierno anterior se había licitado y encargado la obra a una empresa constructora teniendo como fecha límite de entrega septiembre de 2022, si bien los trabajos iniciaron el plazo no se cumplió, los trabajos fueron abandonados en julio del año 2023 quedando la obra ejecutada en un 60% según las propias autoridades.

Durante la reunión realizada este martes 20 de marzo, representantes del Ministerio de Obras Públicas anunciaron que se tomaron medidas administrativas para reiniciar los trabajos restantes que deberían concluir en julio del presente año. La falta de un camino público de todo tiempo es determinante para las precarias condiciones de vida en que subsisten los miembros de la comunidad, los enfermos no pueden ser asistidos a tiempo, la compra de alimentos, agua potable o enseres básicos requiere de realizar largos trayectos a pie o en burro, además de imposibilitar el acceso servicios públicos como la salud y la educación.

Así también durante la reunión y en el marco de la prolongada sequía que atraviesa el Chaco, la comunidad solicitó que las maquinarias de MOPC también construyan un tajamar a fin de facilitar el acceso a agua para los pobladores. Igualmente los representantes de la cartera de obras públicas informaron que continuarán los trabajos de limpieza para la posterior construcción de un camino intercomunitario que conecte a Yakye Axa con la Comunidad Indígena vecina Karaja Vuelta, también del Pueblo Enxet, quedando pendientes los trabajos de construcción del camino intercomunitario que comunique con Payseyamexyempa’a.

Otros puntos como la construcción de viviendas y acceso a energía eléctrica fueron abordados brevemente en la reunión quedando pendientes las respuestas de las instituciones responsables.

Tierraviva acompaña a Yakye Axa desde el inicio de su lucha por la restitución de su territorio que inició a mediados de la década del 90, a lo largo del litigio internacional y hasta la actualidad la institución ha asumido, por decisión de la comunidad, su representación convencional. Junto a otras organizaciones de la sociedad civil como Amnistía Internacional se realiza un acompañamiento constante a la situación de la comunidad.

Mediante esta lucha las familias de Yakye Axa han logrado recuperar unas 12.300 hectáreas de territorio, lejos de agotarse por el paso del tiempo y las promesas incumplidas por parte del Estado; la comunidad continúa exigiendo la reparación de sus derechos.

Compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *