En la jornada de pasado miércoles 14 de julio, la Escribanía Mayor de Gobierno finalizó los trámites para inscribir a nombre de la comunidad Xákmok Kásek, del Pueblo Sanapaná, ubicada en el distrito de Irala Fernández, departamento de Presidente Hayes, las 7.701 hectáreas adquiridas por el Estado. Con esta medida las tierras finalmente están legalizadas y tituladas a nombre de la Comunidad

Xákmok Kásek lleva más de 30 años de lucha por recuperar sus territorios y garantizar condiciones dignas de vida para sus integrantes. En 2010 la Corte Interamericana de Derechos Humanos falló a favor de la comunidad ordenando la restitución de más unas 10.700 hectáreas de su territorio ancestral, además de la obligación del Estado de garantizar derechos fundamentales que durante años les fueron negados a la comunidad.

 

El líder de la comunidad Serafín López señaló que este nuevo paso es una gran alegría para todos los miembros de su comunidad y también es un triunfo de lamlucha Indígena, recordó que durante muchos años pasaron momentos difíciles sin acceder a su territorio, señaló que también sufrieron violencia y desalojos, y que en todos esos momentos tuvieron la solidaridad de otras comunidades, sin dejar de luchar nunca por sus derechos.

 

López indicó que la titulación de las tierras de Xákmok Kásek permitirá seguir avanzando en el cumplimiento total de la sentencia, ya que aún faltan otras 2.999 hectáreas que deben ser recuperadas por la comunidad, agregó que desde que todo lo conquistado ha redituado en beneficios a la Comunidad que mejoró considerablemente sus condiciones de vida.